Fantasía realizada

Pues sí… al final… valoré los pros y contras de la propuesta de domina Amanda y de su sumiso… y acepté.

Amanda… (ya somos amigas) me invitó a cenar en su casa. Tiene una casa preciosa… pero lo mejor de todo son las habitaciones decoradas en estilo fetish.

Gabinete Fetish

Gabinete de domina Amanda

No esperaba que tuviéramos un sirviente para servirnos la cena. Y el vino !!!

Amanda había invitado a Miguel, otro de sus sumisos para que nos atendiera esa noche. Después de charlar un poco con ella… y ponerme en situación (os lo confieso, yo estaba empapada y sorprendida de mi excitación) decidimos comenzar.

Amanda ordenó a Miguel que se desnudara ante nosotras. Yo creo que el pobre estaba flipando. Delante de dos mujeres guapas, allí desnudo, sirviendo el vino…. La verdad que Miguel no estaba nada mal… y una vez desnudo se veía que estaba demasiado excitado.

Amanda le puso un cinturón de castidad para que acabara así de servirnos la cena. Cada vez que pedíamos algo… yo estaba alucinada de poder ver sin ningún reparo el cuerpo de Miguel, desnudo, su culo, su pene… cómo se movía…

Al finalizar, Amanda y yo nos sentamos en su sofá y Miguel comenzó a masajearnos los pies. Amanda le permitió que nos quitara los zapatos (taconazos) y solo cómo los miraba, ya se intuía lo fetichista que era…

Amanda ordenó a Miguel que me lamiera los pies (pilling) con su lengua… con sus manos a la espalda… Le obligaba a meter su lengua entre mis dedos para darme más placer… (gracias Amanda… me encantan los masajes en los pies!!!) y después propuso que Miguel nos pintara las uñas a las dos.

Todo ésto, con Miguel desnudo, solo con su cinturón de castidad, humillado … ante nosotras…

Le susurré al oído a Amanda… que si podía pedir algo…y me lo concedió. Quería acariciar a Miguel… y Amanda propuso realizar un suave castigo genital… Nunca había hecho nada parecido y me pareció muy morboso. Miguel, a pesar de ser el castigado, parecía que lo disfrutaba más que nosotras dos…

Yo a esas alturas de la noche, entre el vino, los juegos, la situación… ya estaba muy perversa… y desde el primer momento me apetecía algo más… pero como habíamos acordado, Amanda no me obligaría a nada que no quisiera.

Enviamos a Miguel a la cocina para limpiar el resto de la cena y le propuse a Amanda.. mi fantasía. Se quedó alucinada.

Pero accedió.

Las dos llevábamos falda y zapatos de tacón. Fuimos a una de las habitaciones en donde había una cama bastante grande y me tumbé en ella. Me subí la falda, flexioné mis piernas apoyando los tacones en la cama, estiré mis brazos y me dispuse a gozar.

Amanda llamó a Miguel… y, de rodillas ante la cama, usó su boca en mi sexo. Su lengua, antes entre mis dedos, ahora estaba entre mis labios, entrando y jugando con mi clítoris… lo hacía suave… pero era muy placentero. Estaba muy mojada… mi respiración cada vez más agitada… y solo estaba allí para sentir placer.

Amanda estaba sentada en su “trono” contemplando la escena. Luego me confesó que era muy excitante… y que estaba segura que a mí me apatecería dar un paso más… por eso se decidió.

Me tuve que ver muy excitada y muy morbosa para proponer algo más. Mientras Miguel seguía dándome placer, Amanda.. se acercó a la cama… sus rodillas entre mi cara. Cuando abrí los ojos vi a una mujer bellísima, vestida de cuero, sonriéndome, altísima… y sus muslos al lado de mi cara.

Amanda esperaba mi reacción. (qué perversa eres, Amanda !!!)

Tacones y fetiches

Tacones

Yo giré mi cara y no sé por qué lo hice… pasé mi lengua por su muslo.. entre piel y cuero…

Miguel y su lengua me seguían dando placer… pero el escalofrío que sentí en ese momento… no me lo podía imaginar…

Amanda se acercó más a mí… y puso sus rodillas de modo que sólo podía ver su sexo… y lo bajó hasta mi boca, que solo tuvo que abrirse para saborear a Amanda.

No sé cómo, pero estaba lamiendo el sexo a domina Amanda… y me estaba encantando… quería correrme en la boca de Miguel… pero no quería que esto acabara…

domina Amanda estaba muy excitada.. mojadísima, mi lengua recorría todo su sexo de arriba a abajo… también ella se movía y sus movimientos marcaba el ritmo de mi lengua…

No podía pensar en nada… pero Miguel debía estar flipando… seguro que estaba a punto de correrse…

Yo no podía aguantar más… y tampoco podía avisar.. me corrí… mientras Miguel recibía todo en su boca… no se apartó… ni se quejó para nada…  yo bastante tenía… con mi propia lengua… y Amanda.. desde su posición veía la escena desde una situación privilegiada… y además era parte activa de todo…

domina Amanda decidió cuando parar… y después que Miguel había limpiado bien mi sexo, se retiró de mi cara … y se levantó de la cama…

Salón y fetichismo

En el salón de Amanda

muy suavemente, se acercó a mí, me retiró el pelo y me besó en la boca. Yo estaba sudando, mi sexo lleno todavía del orgasmo que acababa de tener, mi boca con el sabor de Amanda, mi pelo pegándose a mi cara… todavía con la respiración entre cortada…

De verdad… fue increíble.

Amanda le quitó el cinturón a Miguel  .. me incorporó en la cama y le ordenó que se masturbara para nosotras.

No pudo aguantar mucho… creo que estaba que no podía aguantar más…

Amanda… muchas gracias por una experiencia única. No sé si decirte que cuando repetimos …

Bss.

 

 

8 comentarios en “Fantasía realizada

  1. La historia es fabulosa. Es como si alguien hubiese escrito mi carta a los reyes de la fantasía y la hubiese encontrado en Internet. Nada podría ser más maravilloso que ser Miguel. Ójala algún día pueda ser yo. Nunca hay dos veces iguales. Gracias por la historia. Gracias también Amanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s